Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Vivo al límite...

El avecrem se inventó en España, en la guerra civil

13 Julio 2017

En plena Guerra Civil, Luis Carulla, entró en un comercio y escuchó que los conocidos cubitos «Maggi» no podrían venderse más en España. Esa información fue la chispa que prendió en la mente del joven abogado para poner la primera piedra de uno de los grupos empresariales más grandes de España, Gallina Blanca, que 53 años después tienen unas ventas de 60.000 millones de pesetas. Luis Carulla, nacido un 21 de febrero en L'Espluga de Francolí (Tarragona), falleció el sábado pasado a los 86 años. 

Era el presidente de Agrolimen, sociedad que apiñaba un grupo de compañías relacionadas con la alimentación y los productos higiénicos: desde las conocidas fábricas de «cubitos», hasta criaderos de pollos, empresas de pañales y fábricas de chicle. De los «cubitos» pasó a los caldos, creando en 1954 los productos «Avecrem», uno de sus mayores éxitos empresariales.

También fue un de los primeros empresarios españoles en buscar socios extranjeros, aunque siempre con la condición de mantener el control de las empresas en manos nacionales. Por eso, en los años cincuenta, se entrevistó con Rockefeller, para conseguir la representación de las orondas estirpes de pollo americanas que producía Ralston Purina. Lo consiguió y tres años despues, formó una sociedad con la compañía americana en la que cada socio tenía una participación del 50%. Desde entonces, el pollo dejó de ser un producto de lujo en España. Luis Carulla fue incorporando a su grupo de empresas toda clase de compañías: piensos, caramelos (tiene una filial de caramelos en Italia), compresas, pañales...y creó una fábrica de goma de mascar, que exporta la materia prima a la cuna del chicle, Estados Unidos. 

Sus redes comerciales se extienden hasta Africa, el resto de Europa y todo el continente americano. Profundamente catalanista, Carulla creó en 1973 la Fundación Jaime I, dedicada a la recuperación de textos en catalán, y a la promoción de iniciativas pedagógicas. Fue distriguido con la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo y con, la Cruz de San Jordi, las más altas condecoraciones a que puede aspirar un empresario en España, y un hijo de Cataluña.

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post