Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
Vivo al límite...

Ultimos Posts

La boda relámpago de Amelia Warner

2 Mayo 2017

«¡Ooooohhh, por Dios!». «¡Uuuufffff!». «¡Qué barbaridad!». «¡Increíble!».«¡Nunca había visto una cosa así!». Exclamaciones espontáneas propias de un cuarto oscuro de discoteca gay mientras la pantalla echa chispas. Sucedió hace unos días en un pase privado de A home at the end of the world, la nueva película protagonizada por el travieso Colin Farrell, presto a encarnar como nadie aquello de «vuelve el hombre».

La cosa va de triángulo amoroso bisexual, una trama perfecta para este morboadicto. En una escena subida de tono, el actor irlandés destapa sus vergüenzas, momento en el que las interjecciones se travistieron de asombro por el tamaño de sus atributos. Los asistentes a la proyección en una exclusiva sala de Londres no daban crédito a sus ojos y, durante unos minutos, se dispararon los comentarios. Unos, muertos de envidia ante semejante miembro viril; otras, en plena excitación; y un tercer grupo, incómodo.

Total: los ejecutivos de la multinacional que distribuirá el largometraje, expectantes ante la reacción del selecto público para tomar notas con vistas a su próxima comercialización, se dieron cuenta de que la acción quedaba entonces eclipsada. Tal era el shock. Y, como no es plan de que el personal se distraiga hasta ese extremo, se suprimirá la secuencia en cuestión, que sólo podrá verse en las copias de DVD.
Farrell no es precisamente the boy next door ni el-yerno-que-a-toda-suegra-le-gustaría-tener.Su afición por los excesos corre como la pólvora por los senderos del show business. No hay juerga que se le resista entre rodaje y rodaje a este amigo de Bono, el cantante de U2 (a quien define como «mi segundo irlandés favorito»).

Incluso él mismo coge de vez en cuando el micrófono para dar rienda suelta a ese perfil de estrella pendenciera del rock tipo hermanos Gallagher, de Oasis. De hecho, en la banda sonora de una de sus películas más recientes, Intermission, se marca nada menos que una versión del clásico de The Clash I fought the law.
Pero su auténticamente irrefrenable afición son las mujeres, a las que engatusa con su hombría en las antípodas de la metrosexualidad y esa mirada de castigador nato.
Después de un fugaz matrimonio con la actriz Amelia Warner, que duró seis meses en 2001, este hijo del futbolista irlandés Eamon Farrell unió -temporalmente, por supuesto- su destino a la modelo Kim Bordenave, quien le dio su primer hijo.
Las malas lenguas aseguran que en los últimos meses ha intimado más de la cuenta nada menos que con la cantante Britney Spears, tan proclive como él a cambiar de partenaire en cuanto varía su humor por el motivo más irrelevante. Y tan enganchada como él a los ratos de cama con aire nada acondicionado.

No resulta, por tanto, muy difícil imaginarse a los dos montando el numerito en plan amantes desaforados o, cómo no, desmintiendo los rumores sobre su «supuesta» relación. Mientras tanto, sus agentes de marketing apenas logran asimilar el aluvión de propuestas que se les viene encima y él no para de enlazar una película con otra.
A sus 28 años, el éxito no deja de sonreírle. Despuntó hace ocho años en la serie televisiva Bally kiss angel y con un pequeño, e irritante, papel en el largometraje Drinking crude, de Owen McPolin. A partir de ahí, títulos como La zona oscura, de Tim Roth, o Tigerland, de Joel Schumacher, en el que lucía su erotismo genuinamente masculino, llave para abrir la puerta a la idolatración en el mundo gay.
A la vuelta del verano, se estrenará Alejandro el Grande, el nuevo filme del siempre polémico Oliver Stone, en el que le acompañarán Anthony Hopkins y Angelina Jolie. Y en 2017 le veremos en Ask the dust, junto a Salma Hayek y bajo la dirección de Robert Towne, y en The new world, que marcará el esperado retorno de Terrence Malik después de La delgada línea roja.
«No me importa quién vea mis partes, pero no son para tanto. Son como un anacardo»
1976: Nace en Dublín. 2000: Da el salto internacional de la fama protagonizar la película Tigerland, de Joel Schumacher. 2017: Boda relámpago con la actriz Amelia Warner: se casan en julio...y en noviembre se separan. 2002: Steven Spielberg le consagra definitivamente dándole un papel en Minority report. 2003: La revista Company le vota como el sexto hombre más sexy del mundo. 2017: Su novia Kim Bordenave da a luz a un niño.

Leer más

Un esquizofrénico en el café

1 Mayo 2017

Se fue a tomar café y aún no se sabe nada de él. Nadie lo echaba en falta, nadie se preocupaba por su paradero, hasta que a los tres días de su fuga llamó por teléfono a su hermana desde un lugar indeterminado para pedirle un poco de dinero. Es esquizofrénico y, hasta el domingo 17 de marzo, estaba internado por orden de la Policía en el hospital Gregorio Marañón. 

Conrado Bonavilla, de 46 años, se sentía solo, encerrado, y decidió pedirle a su médico, el doctor Chaves, un permiso para salir a tomar café. «Y se lo dio. Le dio un pase de tres horas para que se tomara algo en el bar de enfrente. A un esquizofrénico», comentó su hermana Eloísa. Violento, peligroso, desequilibrado, loco son los calificativos que emplea esta mujer para describir a su hermano. «Desde hace 26 años es esquizofrénico y lo dejan marcharse. Increíble», repite Eloísa, que no sale de su asombro. Conrado tiene historiales médicos en tres centros sanitarios de Madrid: en el psiquiátrico Alonso Vega, el hospital Clínico y el propio Gregorio Marañón, dependiente de la Comunidad de Madrid. Ahora está en la calle y ya ha dado sus primeras y peligrosas señales de vida. «Fue a casa de mi hija y se puso a aporrear la puerta. Al rato se marchó». Después la llamó y le pidió dinero.
Eloísa mira preocupada y quiere convencer a quien la escucha que su hermano es un peligro, que no puede estar suelto. «Está enfermo y cualquier día puede hacer algo», insiste preocupada. También quiere que alguien le explique cómo un médico puede darle un permiso de tres horas a un hombre que está loco para que vaya a tomar un café. «¿Sabe lo que me han contestado en el hospital? Que si el paciente lo pide ellos no se pueden negar», le sale la voz sofocada, ahogada. Después de poner la denuncia, Eloísa ha intentado, sin conseguirlo, que en el Gregorio Marañón le dieran más explicaciones. O, al menos, alguna. Nada. «Bueno, sí. Lo único que saben decirme es: "El doctor Chaves ha salido... El doctor Chaves está reunido... El doctor Chaves". Y el doctor Chaves nunca se pone al teléfono», se indigna Eloísa. La última noticia que ha tenido es que en el centro sanitario han firmado el alta médica de su hermano. «No me lo explico. Cómo pueden hacer eso sin tener, siquiera, el consentimiento de mi hermano o de algún familiar», pregunta y acusa a la vez. En el juzgado le explican que no pueden decretar el internamiento forzoso de Conrado, el esquizofrénico que fue a tomar café, porque, sencillamente, no saben dónde está. Cuenta Eloísa, que no guarda ni una foto de su hermano porque quiere olvidarlo, que la última vez que lo detuvieron estaba abusando de una mujer.
¿O era de dos? Por eso cayó en el Gregorio Marañón donde resulta que ahora, inexplicablemente, ya le han dado el alta. Quizá ahora, en este momento, esté rumbeando por las calles de la ciudad. O quizá esté escondido tras un árbol, en un parque, mirando a otra presa. «Es peligroso, muy peligroso y temo que pueda hacer algo porque está loco», advierte una y otra vez su hermana.

Leer más

Rajoy habla seis idiomas

6 Marzo 2017

Aficionado a los toros y a la frase ingeniosa, José Ignacio Wert Ortega (Madrid, 1950) fundió dos de sus pasiones el pasado jueves, en la recepción en el Senado con motivo del 34 aniversario de la Constitución. «Soy como un toro bravo, me crezco con el castigo», dijo en un corrillo. Y la frase echó a correr por las redacciones con brío de miura como en su día esa de que «el interés del Ejecutivo es españolizar a los alumnos catalanes» o aquella otra de que «la educación diferenciada por sexos es una opción de libertad».

Inteligente, tan culto como sarcástico, con una cierta soberbia intelectual que a menudo se vuelve en su contra, sus declaraciones al hilo de la polémica levantada por una reforma educativa que establece que castellano y lenguas cooficiales se deben estudiar «en proporciones equilibradas» le han vuelto a poner en un sitio en el que está acostumbrado a estar.

Tercero de ocho hermanos, José Ignacio Wert fue uno de los alumnos más brillantes que han pasado por el colegio de El Pilar de Madrid. No -como a menudo se afirma erróneamente- por el de la calle Castelló en el que estudiaron José María Aznar o Alfredo Pérez Rubalcaba, sino por el centro que la misma orden religiosa, los marianistas, tiene en la calle Reyes Magos, junto al Retiro.

Él mismo se dice «un empollón de libro». Presume de que en toda su etapa escolar la peor nota que sacó fue un notable, una sola vez, y que, sin embargo, se pasaba el día expulsado de clase. «Era muy hablador, muy impertinente, muy irrespetuoso. Lo sigo siendo, pero estoy en camino de corregirme», aseguraba en una entrevista en el Magazine de este periódico hace tres meses.

Se licenció en Derecho con premio extraordinario y estudió después Sociología para pasar a iniciar su trayectoria profesional en 1973 en RTVE. Fue también en aquellos años 70 cuando empezó su militancia democristiana en Izquierda Democrática, con Ruiz-Giménez, en UCD después y en el Partido Demócrata Popular, finalmente. Parecida singladura a la que siguió el diplomático Javier Rupérez. «Ha sido siempre un hombre, digamos, ocurrente, pero también amable, rápidamente cubre un comentario con una sonrisa», comenta el exembajador español en Washington. «Imagino que a algunos catalanes no les parecerá así, pero es un hombre inteligente y amable que, por otra parte, lo único que está haciendo es procurar que los niños españoles puedan aprender español».

En las elecciones de 1986 resultó elegido diputado por A Coruña y fue cuando conoció a Mariano Rajoy. Apenas estuvo unos meses de diputado. En 1987 dejó el escaño y comenzó a dedicarse a la actividad que, en última instancia, le ha acabado llevando al ministerio: el análisis de la opinión pública.

Fue presidente de Demoscopia, trabajó en el BBVA y, progresivamente, se fue convirtiendo, con Pedro Arriola, en el asesor de cabecera de Rajoy. En el libro Morder la bala (Ed. La Esfera de los Libros) Lucía Mendez demuestra cómo se ha ceñido Rajoy en su primer año de gobierno a los consejos que plasmó Wert en el documento Los españoles ante el cambio, editado por FAES.

La confianza de Rajoy en Wert, que no está afiliado al PP, era conocida. Lo que sorprendió a muchos, sin embargo, fue su nombramiento. Cuando sonaba como director general de RTVE, el presidente lo eligió para una cartera especialmente delicada como Educación. Con escasa experiencia política, Wert tampoco era un gran conocedor del mundo académico. Fugazmente había sido profesor universitario, pero como él mismo ha señalado, «me di cuenta pronto de que tenía una seria limitación: la impaciencia. Me cuesta dar la segunda explicación cuando creo que la primera ha sido buena».

Desde su llegada al despacho de Alcalá 34, decisiones impopulares como tener que anunciar un recorte de 3.000 millones de euros en el gasto educativo y ese punto de vanidad que gasta le han convertido en el ministro peor valorado: 2,15 sobre 10 en el último barómetro del CIS.

El anteproyecto de ley educativa que ahora presenta no le ayudará a mejorar su imagen. Los objetivos son dos de los mantras que repite con insistencia: reducir el índice de abandono escolar (el doble del de la OCDE) y elevar la proporción de alumnos excelentes. Son metas difícilmente reprochables, pero cuestiones como el tema lingüístico, la eliminación de Educación para la Ciudadanía o la vuelta de las reválidas pueden resultar controvertidas.

Locuaz en seis idiomas, ese es el hombre que conduce la escuela. Padre de dos hijos (el mayor, periodista, trabaja en 13 Televisión, de la cadena de la Conferencia Episcopal; la menor prepara oposiciones a abogado del Estado), es el único soltero del Consejo de Ministros. En septiembre se aireó su relación con la profesora y analista política Edurne Uriarte, cuando esta fichó por TVE, pero esa unión terminó hace tiempo.

Le gustan el fútbol y el Real Madrid, no necesariamente en ese orden. Jugó de extremo izquierdo en un equipo en el que también estaba el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, pero con la edad se pasó al tenis. Es un gran lector y le encanta el cine.
También los toros, por supuesto. Cuanto más bravos, mejor.

Leer más

Hay vida más allá del vino

14 Febrero 2017

Como otras familias de San Millán, durante varias generaciones los Nieto guardaron en su casa un auténtico tesoro que se preservaba en una habitación a la que guardaban un respeto casi reverencial. Ciertamente, era un tesoro, o más bien un secreto, pues de lo que se trataba era de parte de los fondos bibliográficos del monasterio de Yuso, protegidos así del expolio de las tropas napoleónicas, primero, y de los desmanes que trajo la Desamortización de Mendizábal y la Guerra Civil, después.

Uno de los miembros de la familia Nieto, Juan Ángel, nos relata esta historia entre las estanterías, de nuevo abarrotadas de libros, de la biblioteca del complejo monástico del que es prior. Pese a la naturalidad con que lo narra, resulta imposible no emocionarse al comprender el valor de ese gesto colectivo. Más si se tiene en cuenta que fue aquí, en San Millán de la Cogolla, donde se escribieron las primeras palabras en castellano: fue en las Glosas Emilianenses, comentarios a una obra de San Agustín, del siglo X, en cuyos márgenes figuran anotaciones realizadas por uno de los monjes en esa nueva lengua romance.

Así es La Rioja, donde sus habitantes afrontan con absoluta normalidad (a veces con un no disimulado orgullo) el hecho de vivir en lugares donde se han escrito capítulos fundamentales de nuestra Historia y nuestra cultura, como la batalla de Clavijo (o Albelda), uno de los más importantes hitos de la Reconquista, cuando buena parte de los reinos cristianos del norte de la Península se unieron contra al-Andalus, y que se conmemora hoy con una sencilla cruz metálica en el borde un viejo castillo otero. El Camino de Santiago y su influjo dejaron también, a su paso por La Rioja, algunos de los más bellos templos y monasterios del país: como la Concatedral de Santa María la Redonda de Logroño (llamada la Redonda y con un soberbio retablo pétreo, de época barroca, en su pórtico principal); la iglesia de Santiago en esa misma localidad; la catedral de El Salvador de Santo Domingo de la Calzada; el monasterio de Santa María la Real, en Nájera; la singularidades manieristas del monasterio de Nuestra Señora de la Piedad, en Casalareina; el ya referido monasterio de Yuso y su hermano (padre más bien), el de Suso, que conforman un conjunto artístico tan relevante que han sido reconocidos como Patrimonio de la Humanidad. Todas estas joyas conviven con el trasiego de los vecinos de las localidades donde se encuentran, sin llamarles la atención, de una forma muda, discreta...

En este capítulo de joyas religiosas, conviene mencionar el monasterio de Nuestra Señora de Valvanera, en un espeso bosque de hayas y robles que se extiende hasta el pie mismo del pico de San Lorenzo, máxima altura de La Rioja con sus 2.271 metros. La singularidad del conjunto monástico, enmarcado en este frondoso entorno natural, conforma uno de esos paisajes difícilmente olvidables.

Eso, el paisaje, es lo que más sorprende a quien visita esta comunidad autónoma, sobre todo cuando se la recorre en coche. Llanuras y valles regados por ríos de evocador nombre (Ebro, Oja -que dio nombre a La Rioja-, Iregua, Cidacos...), cuyos sedimentos enriquecen una tierra donde se cultivan hortalizas que están entre las mejores del país. La excepcionalidad de esos manjares es ampliamente conocida en Calahorra, localidad que ya lucía esplendor en la época romana y que ha creado un original Museo de la Verdura.

Uno de los lugares más impresionantes, hablando de paisajes, es la Sonsierra, al norte del cauce del Ebro. Sus pueblos se aúpan sobre oteros donde se domina buena parte de La Rioja Alta. Desde el conjunto monumental que engloba castillo e iglesia en San Vicente de la Sonsierra hay una panorámica que parece una composición pictórica resumen de toda la región: el serpenteante curso del Ebro, que riega una vega riquísima y, más allá, viñedos sinfín, castillos, localidades levantadas a base de piedra dorada, colinas, valles...

Buena parte de esos valles están protegidos por las cadenas montañosas que enmarcan los límites geográficos autonómicos (Sierra Cebollera, de la Demanda, de Toloño...). Y fue a caballo entre la montaña y el valle donde prosperó La Rioja a partir del siglo XVI, gracias a las lanas, producto que, antes que el vino, llevó el nombre de la región hasta los confines del mundo conocido. Eso explica la proliferación de palacios, mansiones blasonadas con llamativos escudos heráldicos y grandes iglesias en localidades como Ezcaray o los dos valles de Cameros (Nuevo y Viejo). Sorprenden esas construcciones al ver la austeridad general de los pueblos camerenses... Casi tanto como la obra del río Leza que, junto a Sotos de Camero, horadó con paciencia un espectacular cañón, paraíso para buitres negros, cernícalos y otras aves de gran tamaño. Observar sus evoluciones desde el mirador situado junto a la carretera LR-250 es muy recomendable para reconciliarse con el silencio.

Pero si algo caracteriza esta tierra son los viñedos: en colinas que declinan hacia el cauce de los ríos y en llanuras fluviales; en linderos emparrados o directamente sobre la tierra, conformando un mosaico geométrico cambiante de cromatismo a cada estación: verde intenso, rojizo, oscuro con los fríos del invierno... No se puede estar en esta tierra sin pasear por ellos y, por supuesto, sin entrar a alguna de sus bodegas. Las hay tradicionales, como López Heredia-Viña Tondonia (en el célebre Barrio de las Bodegas de Haro), donde llama la atención el innovador espacio creado por la arquitecta iraní Zaha Hadid; o Paternina (en Ollauri), con sombríos y húmedos calados (túneles subterráneos) en los que el vino envejece. Pero también espacios tan innovadores como Dinastía Vivanco (en Briones), bodega, pero, fundamentalmente, Museo de la Cultura del Vino. Mucho arte depara también la visita a Ontañón (en Logroño), donde el artista Miguel Ángel Jiménez dejó una atractiva impronta en forma de cuadros, esculturas, vidrieras y un particular diseño de los espacios. Una última recomendación enológica: acercarse hasta Campo Viejo-Juan Alcorta, a las afueras de Logroño, para degustar algunas de las etiquetas más conocidas de la denominación de origen.

Pese a la evidente importancia de lo rural, La Rioja tiene también una dimensión urbana. Logroño es su principal exponente, con un casco histórico crecido y ampliado alrededor de la plaza de la Catedral, la comercial calle Portales, el paseo del Espolón, presidido por la estatua ecuestre del general Espartero, el más importante riojano de la Historia, y la calle Laurel, punto de encuentro en torno al vino (o las cervezas) y tapas deliciosas. Pero la vía fundamental desde la que creció la ciudad es El Camino de Santiago, que entra en la capital a través del célebre Puente de Piedra, atribuido a San Juan de Ortega, discípulo aventajado de otro: Santo Domingo. Él es el origen mismo de la monumental villa de Santo Domingo de la Calzada. La Catedral, la Plaza Mayor, las murallas y el monasterio de San Francisco son sus principales reclamos.

No muy lejos se encuentra Haro, capital de La Rioja Alta que, amén de todas las posibilidades para el tapeo con un buen vino, ofrece un buen ramillete de palacios (Bendaña, Paternina, Condes de Salazar...), una enorme iglesia de Santo Tomás, la puerta y torre de San Bernardo -reconvertida en Museo de Arte Contemporáneo-, y un hotel (Los Agustinos) que antes fue convento y cuyo claustro es sede de uno de los mejores restaurantes de la zona, Las Duelas. Claro que en esto de la buena mesa esta tierra muestra sobrados valores. Sobre todo gracias a personas tan entusiastas como los hermanos Echapresto (de la Venta de Moncalvillo) o la familia Paniego, con Francis a la cabeza (de El Portal de Echaurren, en Ezcaray). Ellos son los grandes exponentes de la cocina riojana actual aunque, igual que los riojanos conviven con su rico patrimonio de una forma absolutamente despreocupada, lo cierto es que en La Rioja es casi imposible no comer y beber bien.
Ríos con evocadores nombres enriquecen una tierra donde se cultivan hortalizas que están entre las mejores del país.
Espíritu de la tierra
Para conocer el trasfondo de la elaboración del vino, conviene visitar bodegas en La Rioja. De izq. a dcha. y de arriba abajo: López Heredia. Ontañón. Viña Pomal.
La vía fundamental desde la que creció Logroño es El Camino de Santiago, que entra en la ciudad a través del célebre Puente de Piedra.

DÓNDE, LA RIOJA
CÓMO LLEGAR
Por carretera, la autopista AP-68 articula buena parte de la comunidad autónoma. Desde Burgos y Pamplona se puede llegar por la N-120.
CUANDO IR
El clima es bastante suave durante todo el año; en verano y otoño los paisajes son espectaculares.
MEJOR COCHE
Con una gran selección de automóviles, la compañía Hertz es la opción perfecta para viajar en familia, con amigos o en pareja, y descubrir La Rioja para contemplar unos paisajes de ensueño y diseñar un viaje a medida.

Cintas de espárragos con habitas, guisantes, hongos y yema de huevo
Restaurante La Galería
Ingredientes (para dos): 4 espárragos blancos crudos grandes, 100 g de hongos (pinícolas o perrechicos), 100 g de guisantes tiernos, 100 g de habitas, 2 yemas de huevo y aceite arbequina.
Preparación: Cortar en tiras los espárragos y dejar en agua y hielo. Escaldar habitas y guisantes, y pelarlos. Saltear los hongos laminados y los espárragos. A medio hacer, echar sal fina para que suelten su jugo. Antes de retirar del fuego, echar las habitas y guisantes. En el plato, añadir las yemas.

Canelón de boletus edulis relleno de pichón con verduras
Restaurante Venta Moncalvillo
Ingredientes (para dos): 1 sombrero de boletus edulis, carcasas de pichón, 1 pichón, 1 cebolla, 1 puerro, 1 pimiento rojo, 1 pimiento verde, 1 zanahoria, laurel, clavos, pimienta negra, aceite de oliva, 1/2 ajo, sal, 1/2 vaso de vino blanco, brandy.
Preparación: Confitar el boletus con aceite y ajo a fuego muy suave 12 minutos. Escurrir, cortar en láminas finas, hacer dos capas sobre un papel de horno y reservar en el frigorífico. Picar 1/2 cebolla, 1/2 puerro y 1/2 zanahoria y dorar en aceite con las carcasas. Añadir laurel, clavos, pimienta, sal, 1 l y 1/2 de agua. Cocer a fuego suave unas dos horas. Cortar el resto de verduras y rehogar. Añadir la pechuga, muslos y alas deshuesadas del pichón. A fuego fuerte, incorporar vino blanco y brandy; después, el jugo de pichón. Tapar y cocer a fuego suave hasta reducir el caldo. Picar todo. Rellenar con esta masa los mantos de boletus, como si fuera un canelón. Tostar a la plancha y meter al horno a 150ºC, 4 minutos. Servir sobre una cama de dados de verduras blanqueadas en agua hirviendo con sal, regado con jugo de pichón, sal Maldon, romero y tomillo.

Torrija de brioche con crema de cuajada y helado de café
Restaurante Las Duelas
Ingredientes (para dos): 2 rebanadas de 2 cm de pan de brioche, 1/2 l de leche, mantequilla, 2 cuajadas, 1/2 barra de helado de nata, 2 sobres de café soluble, limón, canela y azúcar.
Preparación: Hacer una infusión con la leche, la corteza de limón y una rama de canela. Al final de la cocción, añadir 100 g de azúcar y disolver. Empapar en leche las rebanadas y dejar reposar en el frigorífico durante una noche. Confitar el pan rebozado en azúcar en una sartén con mantequilla clarificada, hasta que las torrijas estén doradas. Trabajar a mano las cuajadas con 20 g de azúcar, para que quede una crema suave. Mezclar el helado con el café disuelto en un poco de agua. Servir las torrijas sobre la crema y adornar con el helado.

Leer más

Belén Esteban la diosa catódica

13 Febrero 2017

Es la gota que colma el vaso. La Esteban (34 años) creía que tenía licencia para hablar sine die de su hija, pero ahora, quizás, tiene los días contados. Ayer, la Oficina del Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid confirmaba que había enviado un informe técnico a la Fiscalía de Menores para denunciar de oficio la vulneración de los derechos de Andrea Janeiro Esteban (10), hija de la princesa de San Blas con el torero Jesulín de Ubrique (35).

«Desde nuestra perspectiva, se está atentando en los medios contra los derechos a la intimidad y la propia imagen de la niña», afirman desde esta institución encabezada por Arturo Canalda.

Al parecer, esta actuación es fruto de la guerra encarnizada que en todas las televisiones y revistas mantiene Belén Esteban últimamente con la familia de su ex pareja, si bien la tertuliana lleva hablando de sus tensas relaciones con los Janeiro desde que nació su hija, hace ya 10 años.

La semana pasada, en la batalla entre Esteban y María José Campanario (31) se proclama vencedora la copresentadora del programa Sálvame (Telecinco) -espacio por el que se embolsa, se especula, 20.000 euros al mes-, vistos los resultados de una encuesta realizada por SIGMA DOS en exclusiva para este suplemento. Unos datos que han echado más leña al fuego a una de las fisuras familiares más rentables de la historia de la prensa del cuore.
Esta encuesta no hizo más que abrir, aún más si cabe, la caja de los truenos. Los detalles sobre las vacaciones de la niña, su pensión de manutención o incluso el vestido que lució en su Primera Comunión se quedaron en minucias en comparación con el cruce de improperios que se han intercambiado en consecuencia entre Belén Esteban y la familia del padre de la niña, empleando a Andreíta, una vez más, como moneda de cambio.

Desde la Oficina del Defensor del Menor aseguran que «la familia del padre de la niña no ha tenido nada que ver en este asunto» y que esta denuncia de oficio es de motu proprio, si bien han colaborado a la causa ciertos escritos de ciudadanos que pedían encarecidamente a la Oficina que se protegieran los derechos de la menor.
Esta no es la primera vez que esta institución denuncia una situación semejante, aunque lo habitual es el procedimiento contrario, cuando un famoso pide amparo a esta figura para salvaguardar el derecho a la intimidad y la propia imagen de sus hijos.

«Desde que se emite Sálvame, hemos recibido una avalancha de quejas», sostienen en la Oficina del Defensor del Menor. Asimismo, aclaran que esta medida «no se trata de una denuncia contra Belén Esteban». Consta de una actuación de oficio en la que «no se la juzga como madre», sino que se procura que dejen de vulnerarse los derechos de su hija.

Cabe corregir que tal iniciativa de la Oficina del Defensor del Menor va dirigida contra la propia Belén Esteban, pues es ella quien más habla ante los medios de comunicación sobre la situación de su hija. De hecho, la ha convertido en su leitmotiv informativo.

La Fiscalía del Menor explica a LOC en qué consiste el proceso que le solicitan: «Nosotros, en estos casos, tenemos encomendada por la ley la defensa del menor que ve en peligro sus derechos». El procedimiento de la hija de Belén Esteban y Jesulín de Ubrique forma parte de las más de cuatro millones de diligencias que gestiona esta institución, de ahí que aún no confirmen la recepción del informe por parte del Defensor del Menor.

«La Fiscalía, a raíz de este informe, donde suponemos que estarán todos los datos pormenorizados de la situación, valorará si debe intervenir o no. Se trata de un control de legalidad con el fin de proteger al niño», informan.

Javier Urra, ex Defensor del Menor, se ha hecho eco de la noticia. Él da constancia de las «bastantes quejas» de los ciudadanos» -tanto a la Oficina del Defensor del Menor como a la Fiscalía del Menor y la Fiscalía Superior de Justicia- «diciendo que no les parecía bien que una señora hablase mal en público sobre el padre de su hija».

Urra recuerda la Circular número 2 emitida en 2006 por la Fiscalía General del Estado, que indica lo que es admisible y lo que no en este tipo de casos. «A veces, las separaciones son muy contenciosas. Está claro que si una familia va a una Comunión no es dañino, pero si una madre no para de hablar mal del padre de su hija, ¿el crecimiento sesgado de la niña le dañará en el futuro? Eso es lo que la Fiscalía debe valorar».
Javier Urra subraya que aún no se ha juzgado a Belén Esteban y que, «aunque tiene herramientas para ello», la Fiscalía no se ha planteado siquiera modificar el régimen de custodia de la pequeña, según han insinuado algunos periodistas. «Deseo que ella deje de actuar así y que todo se quede en una llamada de atención», concluye el también doctor en Psicología.

Ayer, fue Telecinco la cadena que más se explayó sobre el tema. Desde allí recordaron que las dos únicas ocasiones en las que Andrea ha posado a rostro descubierto han sido exclusivas en las que también aparecía su padre. También en este canal, y durante el programa de Ana Rosa Quintana, habló en directo el abogado de Esteban, haciendo especial hincapié en la situación delicada -esta misma semana, Esteban ha anunciado en los platós su separación de Francisco Álvarez, su marido desde hace un año- en la que se ve inmersa hoy su representada.

El letrado aseguró que ni él ni su defendida tenían conocimiento sobre esta actuación y que se habían enterado por los medios. «Creemos que los primeros que teníamos que haber conocido la existencia del expediente teníamos que haber sido nosotros. Ahora, la niña se va a enterar por los comentarios de sus compañeros en el colegio y esto puede ser perjudicial para ella». Declaraciones a las que añadió: «Si dicen que Andrea está expuesta a los medios de comunicación, el Defensor del Menor la acaba de exponer mucho más».

El presentador Jorge Javier Vázquez fue más allá en el programa que conduce: Sálvame. Allí leyó en voz alta el comunicado que Arturo Canalda había enviado ex profeso a la cadena. En él se asegura que la institución que preside ha recibido «hasta siete quejas» de personas anónimas para que se proteja a Andrea Janeiro Esteban en los medios. Asimismo, Canalda ruega a las personas que tuvieran acceso a este texto que el contenido de esta nota no se difundiera.

Varios colectivos han tachado de frívola esta acción por parte del Defensor del Menor. La Asociación Defensor del Paciente, por su parte, instó ayer a Canalda a «tratar los casos de los niños abandonados, maltratados por la Sanidad» y le exigió que dejase de ocuparse de algo que les parece «ridículo y para lo que no se ha creado su puesto».

Por otra parte, La Organización Impulsora del Discapacitado (OID) presentó ayer una denuncia por prevaricación y revelación de secretos contra el Defensor del Menor por solicitar a la Fiscalía que actúe contra Esteban.
Hasta Francisco Granados, consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, se ha pronunciado al respecto asegurando que, en algunos casos, por parte de personajes famosos «se hace un abuso de la imagen de los menores con un interés absolutamente económico».

En Telecinco se ha insinuado que el conocimiento público de esta actuación por parte del Defensor del Menor puede ser fruto de la guerra que mantiene este canal con otros por el liderazgo de las audiencias de la noche del viernes. Ayer, al cierre de esta edición, Belén Esteban, diabética, se encontraba en cama por una subida de azúcar después del disgusto y no se sabía aún si participaría en la entrevista exclusiva que tenía previsto conceder en Sálvame Deluxe para hablar de su separación.

Leer más

Cómo prepararse para el fin del mundo

9 Enero 2017

Habrá discrepancias y fantasías sobre el significado de que se acabe el 21 de diciembre de 2022, pero el calendario maya es una prodigiosa prueba de ciencia astronómica de una civilización de hace más de 3.000 años. Y ahora inspira un gran bombazo cinematográfico, con la película apocalíptica de dos horas y media de Roland Emmerich. Este lego no hace crítica de cine (no soy tan sesudo) pero no se resiste a compartir algunas pistas para ayudar a ver el filme con aires de enteradillo.

Neutrinos. La peli les echa la culpa del desastre. Pero es una partícula subatómica con baja energía y sin masa, o casi sin ella, que sólo interactúa con las fuerzas débil y gravitacional. La imaginó Pauli, porque no le salía el principio de conservación de la energía en sus ecuaciones sobre la radiactividad beta. Luego lo demostraron Cowan y Reines. Dice Stephen Hawking que quizás se acumula en los confines del Universo formando una materia oscura que detendrá la expansión del Big bang.
Un
Un Yellowstone. Es un súper volcán, sí, que ya ha estallado al menos en tres ocasiones arrasando Norteamérica. La última, hace 640.000 años. Quizás ya le toque, otra vez.

Cenizas volcánicas. Las imágenes de nevada de cenizas no ha tenido que inventárselas Emmerich: se han visto de modo real en erupciones recientes. En especial, cuando en junio de 1991 estalló el Pinatubo. Las tomas también recuerdan Manhattan el 11-S. Pero, ¿puede un avión volar unos segundos entre las nubes de ceniza volcánica recién expulsada? Al ser lanzadas contienen abundantes partículas de piedra fundida y una elevada temperatura. Las cenizas y el barro volcánico momificaron a los habitantes de Pompeya. El peor enemigo de casi todas las máquinas es el polvo que, sediciosamente, se va colando por las ranuras de ventilación. ¿Cómo podrían soportar las turbinas una entrada masiva de polvo ardiente?

Deriva de los continentes. Alfred Wegner lo teorizó en 1915, pero ya era evidente para Francis Bacon en 1620: cualquiera puede ver cómo encajan las costas de América del Sur y África. Los continentes se mueven, en flotación de la litosfera sobre la astenosfera. América se separa de Europa y África a vertiginosas velocidades de unos milímetros al año. Si, de repente, un continente se moviera 2.500 kilómetros en horas, del cataclismo oceánico no se salva ni el apuntador.

Ingeniería. La tecnología podría salvar la continuidad de la Humanidad, pero no con ingenieros tan bobos que dejen una obra faraónica al albur de la desgracia, inutilizada sólo porque no se cierre un portón, cuando tienen margen para aislar cada zona con exclusas. Todo sea por el dramatismo cinematográfico. Muy entretenido, dicho sea de paso.

Leer más

Ruinas económicas encadenadas

20 Diciembre 2016

El crack de la construcción ha sembrado España en los últimos tres años de historias desesperadas de impagos y ruinas. La última se desarrolla desde el lunes 27 de septiembre ante el número 15 de la avenida de Italia de Sevilla, en la barriada de Los Bermejales, donde cerca de medio centenar de trabajadores y autónomos encabezados por el constructor de Los Palacios Joaquín Gómez Fernández, dueño de Tregocons, han montado una protesta permanente ante el domicilio particular del promotor Francisco Blanco Chacón, de la empresa Sentier, para reclamarle el pago de 420.000 euros.

Ésa es la cantidad que, según sus cálculos, les adeuda por la construcción de un bloque de 15 pisos y tres locales en la esquina de las calles Gonzalo de Bilbao y Méndez Casariego de Sevilla. Dicen que han recurrido a esta medida de presión porque están desesperados, se les han agotado el dinero y la paciencia y van a perder ellos sus propias casas. Grandes pancartas ante el portal y en la acera de enfrente acusan al empresario, señalando ante los vecinos y viandantes su nombre, el número de su dúplex y su pecado: «Páganos los 420.000 euros, nuestras familias no tienen qué comer, lo vamos a perder todo, ¡paga ya!»; «Le pedimos perdón a los vecinos, por culpa de uno...», se excusa otro cartel.

Las persianas permanecen bajadas. Blanco, su mujer y sus dos hijas, de 9 y 8 años, se han ido con otros parientes para escapar del «acoso» de los manifestantes, a los que han denunciado. Francisco Blanco explica por teléfono que hoy comparecerá ante el Juzgado de Instrucción número 12 para confirmar sus denuncias, ampliarlas y pedir una orden de alejamiento, y dice que ayer por la mañana, por segunda vez, varios obreros colocaron una pancarta contra él ante la puerta del colegio Claret de Sevilla, donde estudian sus hijas, aunque tras la llamada de la dirección a la Policía alguien las quitó.

Añade que comprende la desesperación de los trabajadores y del constructor Joaquín Gómez, con el que había trabajado hasta ahora, dice, en ocho obras, pero que no admite que trasladen el «acoso» a sus hijas menores de edad. «Me preguntan, 'papá, ¿tú que has hecho?'. Mi familia está aterrorizada. Son unos matones», denuncia.
Sin embargo, el constructor acreedor y los dos únicos albañiles que lo acompañaban ayer a las 16.30 horas en el lugar de la protesta niegan tajantemente que hayan amenazado al promotor y a su familia. Afirman que no ha habido ningún contacto físico, ningún intercambio verbal en estos 11 días de protesta, y que precisamente los evitan para no ser acusados de usar métodos violentos.

Hablan alrededor de la mesa donde queman horas comiendo pipas o jugando a las cartas. Al lado están los corchos sobre los que dos duermen de noche mientras otros hacen guardia. Dicen que no tienen constancia de que los hayan denunciado y que ya tienen un permiso [se entiende que de la subdelegación del Gobierno] para montar tiendas de campaña a partir del 5 de octubre. No se irán hasta que les paguen, dicen los albañiles José Luis Camarero, de 23 años, y Javier García, de 25 y padre de una niña. No cobran desde hace cuatro meses porque su jefe, Joaquín, no cobra a su vez de Francisco.


La idea de montar la protesta ante la casa del promotor moroso partió de los agobiados empleados de Joaquín. Éste cuenta que en los días de bonanza llegó a dar trabajo a 100 personas y ahora tiene en plantilla a 16 o 18 a los que no puede pagar. Esta misma semana ha tenido que despedir a cinco para que por lo menos cobren el paro, dice con pesadumbre el pequeño constructor de Los Palacios. «No tengo un chavo. No tengo ni para hacer los recados».

Explica que a esta deuda se unen los «más de 400.000 euros» que le adeuda el Ayuntamiento de Los Palacios por una biblioteca y «480.000 euros» de otra obra en Camas encargada por Blanco y un socio. En suma, 1.300.000 euros de los que no ha visto un céntimo. Joaquín debe dinero a sus empleados y a los autónomos que subcontrató: electricidad, fontanería, escayola, madera, aluminio, hierro... En total, cerca de medio centenar de padres de familia pendientes de esos 420.000 euros colgados. Joaquín Gómez se queja de que no hay leyes en España que eviten y castiguen la morosidad o los pagarés impagados, «como en Portugal». «Estamos totalmente indefensos».
 
Joaquín Gómez, el constructor acreedor, acusa al promotor deudor, Francisco Blanco, de haberse quedado con el dinero de la venta de los pisos que hicieron en Gonzalo de Bilbao. Pero el promotor lo niega y dice que ésa es «una fantasía, una película que se ha montado» el constructor ante sus obreros y proveedores para justificarse y presentarlo a él como único culpable.
Blanco afirma que no tuvo beneficios porque la construcción se retrasó un año, estalló la crisis y tuvo que «malvender» los pisos. «Le he dicho que venga conmigo al banco para que vea las cuentas, pero no lo ha hecho», dice.

Añade que el primer día de la protesta se reunió con Gómez y acordaron que le daría dos locales para compensar la deuda. Pero el constructor no los quiere porque están hipotecados, aunque el promotor matiza que él pagaría las letras hasta que se vendan. «Ha sido una desgracia tanto para él como para mí», dice Francisco. Y Joaquín avisa que no se irá. No tiene a dónde.

Leer más
<< < 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 > >>