Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
Vivo al límite...

Ultimos Posts

Código promocional Oooferton

19 Febrero 2013

Oooferton es un portal especializado en ofertas y chollos de la red a unos precios que como podrás ver son realmente increibles. Tienen un catálogo bastante amplio en línea, los artículos de electrónica por ejemplo, los encontrarás tirados de precio, además tienen prendas de vistar, todo para el ocio, moda.

Aquí podrás encontrar promociones exclusivas en marcas de ropa, televisiones, móviles de todo tipo y también los posibles códigos promocionales oooferton que cedan a sus clientes internautas.

Estamos hablando de que Ooferton es la primera plataforma de Liveshopiing española. Se trata de un modelo de página muy original, cada día ofrece tres productos en stock y por un tiempo muy limitado, 24 horas exactamente, donde la encontrarás con un 80% de descuento; de esta manera comprar online y ahorrar comprando, es todo en uno. Échale un ojo y no te quedes sin tu oferton. Gangas a muy buenos precios.

Leer más

Linchándose a si mismos

18 Febrero 2013

Linchándose a si mismos

El régimen democráticoparlamentario español afronta hoy uno de los grandes desafíos de sus trece años de historia, en la sesión de esta tarde sobre los hechos y responsabilidades en relación con el caso Juan Guerra. La trascendencia política de este acontecimiento y de los sucesos que le preceden es equiparable al referéndum sobre la OTAN y a la huelga general del 14-D. Son las tres grandes ocasiones en que el poder socialista se ve más cerca de las cuerdas. Pero con una diferencia en perjuicio del caso Guerra: que esta vez el acoso no viene ni por un cambio de actitud ante un programa político ni por un error en la interpretación de la política social. El acoso viene por la quiebra aparente del fundamento mismo de toda una filosofía política, por el presunto derrumbamiento de la fortaleza ideológica que sirvió de razón de ser a unos triunfos electorales.

La filosofía y la fortaleza eran la honradez, la ética y la superación de la España golfa, de la España negra, de la España de chanchullo y pandereta. No nos engañemos. Ese es el fondo del debate, aunque no lo hayan entendido así muchos de los críticos del partido y del Gobierno socialista, más atrabiliarios, vitriólicos y sectarios, en ocasiones, que empeñados en una auténtica empresa de regeneración moral o de saneamiento de la vida pública y de la vida de los negocios. Les ha venido Dios a ver con esta incomparable ocasión de predicar la depravación generalizada en el partido que durante años y años enarboló la bandera de la ética y de la exigencia moral. Después de esto -piensan- lo nuestro queda convalidado o incluso justificado.

Sería terrible que las explicaciones del vicepresidente Alfonso Guerra aclararan el asunto y consiguieran exculparle tanto a él personalmente como al poder que representa. No sucederá así, o no sería así reconocido en caso de que sucediese: eso no forma parte del manual políticoparlamentario. Se lo han ganado sobre todo por la infinita serie de topezas que les son atribuibles, tanto en lo que se refiere a los sucesos del momento como en lo relativo al cuidado en general de aquella filosofía de la ética y, desde luego, a las relaciones con los medios de comunicación y con los comunicadores concretos. Hay que ser torpes para enajenarse la simpatía o la neutalidad, uno por uno, de la prática totalidad de los periodistas españoles, muchos de los cuales -seamos sinceros- los alentaron y los apoyaron hasta su llegada al poder en 1982. Alfonso Guerra y su entorno debieron cortar por lo sano y de forma radical en cuanto que tuvieron el mínimo conocimiento de que Juan Guerra se estaba enriqueciendo, en el instante mismo en que les llegara la primera noticia sobre sus movimientos en el terreno de la itermediación o del tráfico de influencias.

El vicepresidente debió distanciarse de manera pública y notoria, y desde luego desautorizando adecuadmente a su hermano. Por supuesto, en primer lugar prohibiendo su acceso al famoso despacho de la delegación de Gobierno, aun en el supuesto de que Alfonso Guerra diera hoy una explicación convincente del por qué de esa ocupación (el famoso «¿en calidad de qué?»), que obsesiona al director de este periódico y a tantos otros. Todo ello dando por supuesto que Alfonso nada tiene que ver en los negocios de su hermano.

Pero como mínimo, el vicepresidente del Gobierno debió comparecer de forma inmediata en el Parlamento, en cuanto que el escándalo estalló en los medios informativos. Las vacaciones parlamentarias se han interrumpido para cualquier tema, y éste era de suma trascendencia. Cada día, cada hora era una gran paletada de tierra en la fosa de la credibilidad en entredicho. Esto puede ser todo lo injusto que se quiera, pero es así. En política la realidad no coincide necesariamente con la verdad. Y lo que todavía no me puedo creer es cómo fue posible tanta torpeza, tanta insensibiidad en personas que tantas veces demostraron una gran destreza y una enorme sabiduría política. Y los comunicadores del poder, junto con los periodistas del partido, han ganado el campeonato mundial de inutilidad, o de cinismo, o de irresponsabilidad, que lo mismo me da.

Ya puede Alfonso Guerra emplearse a fondo esta tarde. Si la sesión es un fracaso, tendría que dimitir, y además ya. No voy a explicar ahora lo del famoso «tándem», el que tanto monta Felipe como Alfonso y que ninguno de los dos monta nada sin el otro. Tampoco voy a explicar la importancia sustancial de la pareja como uno de los grandes fundamentos del proyecto socialista. Quiero decir que teóricamente esta tarde podría abrirse una crisis política de dimensiones descomunales, que incluso asustaría a no pocos de los que la están alimentando. Pero esa preocupación no debe quitar gas a la exigencia de explicaciones, porque seria peor el remedio que la enfermedad. Ya puede emplearse a fondo el vicepresidente. Lo tiene todo en contra. No sólo los aspectos menos explicables del escándalo. También los irrefrenables anhelos de revancha de tantos y tantos agraviados por él, con razón o sin ella, que ahora eso da igual, durante años y años. Es el momento más comprometido y más peligroso para ellos quizá desde que llegaron al poder. Alfonso Guerra sólo tiene a favor su reconocida habilidad política, su dialéctica demoledora, su enorme experiencia.

Esta tarde, además, los socialistas deben ahuyentar dos tentaciones: el reglamentismo y los «dossiers». Esgrimir «dossiers» contra los adversarios en este instante sería tanto como reconocer que habían escamoteado y retenido culpablemente unas informaciones que debieron estar en el Parlamento o en el Juzgado de Guardia.

Leer más

Ambulatorios saturados

15 Febrero 2013

Ambulatorios saturados

Veinticinco millones de visitas para 2.800 médicos. Esta es la realidad de los consultorios, ambulatorios y otros equipos de atención de salud. De las 8 de la mañana a las 9 de la tarde las salas de espera son un hervidero. Cada enfermo está a solas con el médico entre dos y tres minutos. Todo un récord. Para la asitencia médica ambulatoria el INSALUD dispone en Madrid de 122 consultorios, 26 ambulatorios y 78 Equipos de Atención Primaria (EAP) que atienden a una población cercana a los cinco millones de personas. Los consultorios son el primer contacto del enfermo con el sistema sanitario. Las horas punta de un consultorio son entre las 10 y las 12,30 de la mañana y las 5 a 7,30 de la tarde. Los pacientes esperan, con su número en la mano, más de una hora para que el médico les escuche, diagnostique y prescriba el tratamiento en tres minutos como máximo.

Los médicos se quejan del elevado número de recetas que se les pide. Jubilados y enfermos crónicos toman medicamentos innecesarios. Un médico declara que «los vasodilatadores cerebrales son los medicamentos más recetados, después del paracetamol, y no está demostrado que tengan una acción definida. La mayoría de las personas que lo toman son pensionistas». Una doctora comenta: «La población necesita una educación sanitaria». «Para enjuagarse la boca piden muchísimo Oraldine, cuando el agua con sal tiene el mismo efecto; también alcohol y algodón, para darse friegas y esparadrapo, por si se cortan...» Según datos de la Memoria del Insalud de 1988, se extendieron una media de 45,8 recetas al año por pensionista. Los pacientes protestan de que «vienes al médico y ni te ven; luego, cuando vuelves, ya no está el mismo».

Muchas consultas están atendidas por médicos interinos, con contratos de nueve meses. Para evitar las molestias derivadas de esta situación, el INSALUD propone la renovación de los contratos durante tres años. Son pocas las urgencias atendidas en los consultorios, porque en estos casos los asegurados prefieren ir a los servicios de los hospitales. Los consultorios cuentan con material para atender casos inmediatos. «Tenemos una bala de oxígeno y mascarillas; no sabemos si funcionan porque nunca nos han hecho falta», cuenta una enfermera. «Ultimamente nos han mandado equipos de aspiración, por si alguien viene asfixiándose, pero están incompletos. Tampoco hay donde conectarlos. En otros consultorios sólo disponen de una caja de curas que una vez abierta no puede ser nuevamente utilizada sin previa esterilización (no tienen equipos de esterilización)», afirma un sanitario.

Fuentes del INSALUD se muestran extrañadas de que no dispongan de material desechable puesto que una parte del presupusto va destinado a este concepto. La masificación es la nota común de todos los consultorios, pero existen desigualdades notables. Los ambulatorios de Doctor Esquerdo, Carabanchel y San Blas superan las 220.000 cartillas cada uno. El de Vicente Soldevilla, en Vallecas, es el de menor número de asegurados, con 63.095 cartillas; sin embargo, es el segundo de Madrid que más consultas hace: 15,91 consultas por cartilla y año. Argüelles es la zona con menos consultas.

Leer más

Entre gestos y silencios

6 Febrero 2013

Entre gestos y silencios

Abunda el cine «plasta» en esta edición de Cannes, las mediocridades pretenciosas, el apoyo oficial a todas las perestroikas del planeta, el desprecio de los organizadores hacia lo que no guarde relación con «la douce France», la burocracia ineficiente, las putas de superlujo, los mirones de toda especie y condición, y los motivos de risa.

El más notable hasta el momento son las declaraciones de Sylvester Stallones, afirmando que ya no le interesa la política y que la única lucha que merece la pena es la ecologista. También adelantó que la próxima heroicidad de Rambo estaría relacionada con esa causa tan noble. Si los integrantes de Greenpeace no han perdido la lucidez deberían de correr a pedradas a este animal tan desvergonzadamente oportunista. Algunos, acabamos de sentir algo parecido a la emoción -sensación bastante inencontrable- gracias a Bertrand Tavernier y a su adulta, sutil y hermosa película «Daddy nostalgie». Jane Birkin -tan lista, andrógina y atractiva como siempre y un Dirk Bogarde en forma, -reprimiento la histeria y la «pluma» habituales y ofreciendo la mejor ténica, presencia, sensibilidad y talento- interpretan a un padre y a una hija profundamente enamorados, que se reencuentran, se comprenden, se divierten, y se despiden, con la certidumbre de que el tiempo vital del primero está a punto de acabarse.

Tavernier filma pequeños y reveladores gestos, silencios que expresan muchas cosas, diálogos a corazón abierto, recuerdos, paisajes intensos que la mirada quiere atrapar por última vez, calor humano, deseos de luminosidad y de plenitud, con una inteligencia y una delicadeza admirables. El director de Round midnight y de Coup de torchon se está convirtiendo en el digno seguidor de una tradición humanística, en el sentido menos blando y más noble, que ha engrandecido al cine francés, y que tiene a Renoir y a Truffaut como antecedentes ilustres. Daddy nostalgie es cine sobre los seres humanos y sobre sus sentimientos, sobre la comunicación como único refugio contra la intemperie, sobre la pérdida afectiva y la necesidad de seguir adelante sin apoyarse en muletas y salvaguardando los recuerdos que nos han enriquecido. Para dosificar nuestro entusiasmo y no caer en la ingenua esperanza de que las restantes películas van a tener una calidad similar a esta Daddy nostalgies, el pragmatismo de los organizadores nos ha obsequiado con otro pestiño del Este, que había sufrido las iras de la censura a lo largo de una década.

La oreja, dirigida por el checo Karel Kachyna, va de experimental y de simbolista. Narra la crisis y la paranoia de un matrimonio de diplomáticos rusos, residentes en Checoeslovaquia, que están obsesionados con la sospecha de que les espían. En sus mejores momentos huele a mal remake de ¿Quién teme a Virginia Woolf? y en los peores, al insufrible tonillo de aquel cine con mensajes retorcidos y factura soporífea que tanto deslumbraba en los cineclubs españoles de hace veinticinco años. Entre las últimas stars llegadas a Cannes puedes asistir al milagro de que al abrirse la puerta del coche que se detiene a tu lado te encuentres con Nastassja Kinsski, la mujer más guapa y turbadora del cine actual, pero también la desagradable sorpresa de comprobar que la causante de un tumulto que paraliza el tráfico es una pepona inexpresiva y hortera como Brooke Shields. En cuanto a los cineastas auténticamente grandes, les ves pasar de puntillas, y con expresión de alucine ante la indescriptible mercadería de pompa y circunstancias que supone el festival de Cannes.

Leer más

Un anillo esperando a su dueño

31 Enero 2013

Un anillo esperando a su dueño

El año pasado comenzó la revolución. El dominio de Lakers y Celtics durante los últimos años quedó truncado por la victoria final de un equipo, Detroit Pistons, que no contaba en los pronósticos hasta dos años atrás, cuando ya lograron deshacerse en la final de conferencia de los Celtics. Aquel fue el síntoma de que las dos grandes plantillas que habían impuesto su ley, Lakers y Celtics, comenzaban a perder su posición privilegiada. El envejecimiento de sus hombres se había dejado notar. El sistema de elección de nuevos jugadores, el «draft», favorece a los equipos débiles, que son los que pueden elegir primero. Para un equipo campeón, la elección es sumamente compleja.

Sólo la puntería de los responsables de Los Angeles y Boston había logrado mantener a sus equipos. Claro, que no todo el mundo puede contar con un Magic Johnson o un Larry Bird. Bastó la ausencia de Lany Bird en 1989 para que los Celtics cayeran en picado, consiguieran de milagro un lugar en los playoffs y fueran eliminados en primera ronda. Sin embargo, no basta con los destellos de Magic o Bird para ser campeón. La prueba más evidente es Chicago Bulls, que pese a contar con el todopoderoso Michael Jordan, aún no ha logrado un puesto en la final. El triunfo de Detroit el año pasado hay que interpretarlo como la victoria de un bloque. Los suplentes de Detroit son menos banquilleros que los de los Celtics o los Lakers. Su bloque es más compacto.

Aunque Isiah Thomas, su teórica estrella, no llegue precedido de la fama de Magic o Bird, cuenta a su lado con hombres -Joe Dumars, Mark Aguirre, Vinnie Johnson, Dennis Rodman, John Salley...- que se muestran decisivos a la larga. Los europeos no están llamados, de momento, a ser determinantes. Tal vez sea Sharunas Marchulenis el que más vaya a destacar, tanto por sus cualidades como por el hueco del que dispone en el equipo. Vlade Divac será el aliento que precise Mychal Thompson. Drazen Petrovic dependerá de su tiro más que nunca, y deberá fajarse mucho más en defensa de lo que ha demostrado hasta el momento. Alexander Voikov no está teniendo aún muchos minutos en Atlanta.

Y el yugoslavo Zarko Paspalj parece dispuesto a gozar de aún menos oportunidades. Como dice Larry Bird, «vienen a aprender, no a enseñar». Si la llegada de los europeos es más llamativa que importante en lo que a juego se refiere, quien sí parece estar llamado a convulsionar la NBA es David Robinson. Aunque cuenta con muchos detratores, que se basan en que jamás una superestrella habría permitido que USA cayera frente a la URSS en Seúl, su llegada a la NBA parece que convertirá a San Antonio Spurs en un equipo ganador.

Más les vale que así sea en la Ciudad del Alamo. Llevan pagando al jugador desde que lo seleccionaron en el «draft» -hubieran perdido sus derechos si no le hubieran pagado, aunque se hallara en la Navy. Semejante inversión, como la del año pasado al contratar a Larry Brown, el actual entrenador, quieren verla rentabilizada. Todos coinciden en que los Lakers continúan vivos en la lucha por el título mientras Magic Johnson vista de púrpura y oro. La retirada de Kareem Abdul Jabbar supone más sicológicamente que en la práctica.

Los Pistons perdieron a Rick Mahorn en el «draft» de expansión. Sin embargo, el bloque tal vez no se resienta en exceso. Esa es la ventaja de Detroit. La lesión de Isiah Thomas, el pasado año, no influyó en el rendimiento del equipo tanto como la de, por ejemplo, Magic Johnson en los Lakers. Esas son las ventajas de no depender de un hombre. Inconvenientes, son ver a Magic anotar desde el medio del campo sobre la sirena. Aunque continúen sin lograr el paso decisivo, el que les permita plantarse en la final, los Bulls han mejorado mucho. Jordan no tiene límites, o eso parece. Phil Jackson, el nuevo entrenador, lo tiene muy claro.

Se hará lo que Jordan necesite. Pero, para poder soñar con el anillo, Jordan no se puede enfrentar a cinco hombres cada noche. Lo que sí parece indiscutible es que esta temporada es la más abierta de la historia de la NBA. En todos los pronósticos figuran los Pistons y los Lakers, los último finalistas. Sin embargo, equipos como Atlanta Hawks, New York Knicks o Utah Jazz pueden dar la sorpresa. En New York y Atlanta se cometieron muchos errores en 1989. Tal vez no suceda lo mismo en 1990.

Leer más

Hostilidad hacia la poesía

26 Enero 2013

Hostilidad hacia la poesía

La muerte se pasa el tiempo haciendo OPAS hostiles a la vida o quizás es al reves, que es la vida la que se empeña una y otra vez en rescatamos del olvido infinito que es la nada. Nuestro tiempo se ha empeñado en eliminar la disidencia orgánica que representa siempre la poesía y sus fiduciarios, que son los poetas. Tal vez, precisamente por eso, sea mejor que la muerte haya ganado al fin la batalla al tiempo y Dámaso Alonso, el menos veintisiete del veintisiete, se marche en el furgón de cola de los proscritos: No resistió la tentación y vendió las últimas acciones que le quedaban de esta empresa en permanente quiebra que es el propio cuerpo.

No vivió en Wellingtonia, pero el mar le permitió ser marinero en tierra, exiliado de sus amigos y encerrada su palabra entre los cuatro muros que levantó la Dictadura. Aleixandre y Alberti tuvieron y tienen la gloria, él tuvo el poder de la Academia, abiertas sus puertas al poeta por aquel Pemán empeñado en un inacabado «lock out» contra sí mismo. Si los versos son el «Dow Jones» del Mercado de valores cultural en cualquier pais, Dámaso Alonso fue un corredor de Bolsa a la antigua usanza, de los de antes del «Big Band» y el mercado único. Nunca apostó por los valores estables y socializó la lírica cuando ésta se empeñaba en la ecuación matemática de la abstracción, para comprometerse luego con el absurdo de la razón, que siempre tuvo como la mejor razón del absurdo.

Se hizo viejo para preservar la juventud de su poesía y sobre la amplia circunferencia de la política española trazó la ruta amarga del forastero en un pueblo universal convertido en patio de lavanderas. Sus hijos poéticos fueron airados, que no iracundos. Hijos tardíos por los veinte años de silencio en que sumergió publicamente Dámaso Alonso su libido creadora, el sexo libre del verso libre en que transformó la rima oscura y profunda de Góngora, el maestro y la excusa para el lanzamiento de aquel Plan de Desarrollo mental conocido como el 27. El, único al fin, tuvo que aceptar el nombramiento de presidente y consejero delegado, administrador único del patrimonio roto por la violencia de la guerra. El Estado de Franco intentó expropiarle el viento que él había rescatado de los eriales para convertirlo, palabra a palabra, en verso.

Su resistencia sirvió para amortizar la deuda de los que se quedaron, caros intereses para quien menos debía. Convirtió la angustia de Unamuno en hoguera sin vanidades, y las estrofas místicas de San Juan en catecismo para los más agnósticos. El índice nikkei de este nuestro monstruoso mundo mantuvo ayer su tendencia a la baja con otra negra sesión de soledades. Más allá de Dámaso y Becquet, como abierta esperanza para las dudas, los poetas siempre viven más que los hombres y las bestias.

Leer más

Le ha llegado el turno a los héroes

17 Enero 2013

Le ha llegado el turno a los héroes

Stallone y Schwarzenegger han cumplido los cincuenta años. Lo cual no es ni más ni menos que sinónimo de que sus días dorados como héroes de acción cinematográficos están contados. Si bien es cierto que un puñado de jóvenes han venido a hacerse con su ambicionado cetro -Jason Patric (Speed 2), Nicolas Cage (Convictos en el aire, Face/Off) y Will Smith (Hombres de negro)-, Hollywood ha deparado este año una sorpresa insólita e impensable en las últimas décadas: la creación de un puñado de heroínas de acción, jóvenes, bellas, resolutivas, aguerridas y más numerosas que nunca.

Atraer al público femenino puede ser la primera cuestión del fenómeno. ¿La razón? La de siempre: el dinero. Un reciente estudio ha arrojado el dato de que son las mujeres de entre 30 y 50 años las que deciden qué película ve la familia en el cine y cuál se alquila o compra para el visionado doméstico. No respetar los gustos cinematográficos femeninos es considerado una tontería y un error de cálculo en toda productora potente que se precie.

Algunas -casos de la pelirroja Julianne Moore y la rubia Alicia Silverstone- han logrado incluso que se haga de ellas unas muñecas. La primera, la de la doctora Sarah Harding, una pionera paleontóloga especializada en los hábitos carnívoros de los dinosaurios y la aventurera protagonista femenina de Parque Jurásico 2. El mundo perdido. Así, las niñas podrán sustituir a Barbie y organizar sus propias aventuras de acción en islas exóticas habitadas por depredadores.

La muñeca, que se vende acompañada de una cámara fotográfica y un estegosauro, le hace la competencia en el mercado a la Batgirl de Batman y Robin, Barbara Wilson, toda ella de negro, con antifaz y la batmoto como complementos.

Las muñecas, acompañadas de su bolso, espejo y cepillo del pelo, parecen haber quedado ancladas en la historia.

Hay quien dice que la inclusión de la Batgirl entre Batman y su compañero Robin se ha calculado para aminorar la sensación de relación homoerótica entre ambos personajes. Pero el director de la película, el neoyorquino Joel Schumacher, en su reciente visita a Madrid arguyó que: «La inclusión de Batgirl se debe a atender a la cultura de nuestro tiempo, que carece de heroínas adolescentes. Y ella facilita al público femenino la imagen de una mujer joven, fuerte, inteligente y tan valiente como los hombres. Y, por lo que al público masculino se refiere, tienen a Alicia Silverstone, ultrasexy en su ceñido traje de goma negro».

Lo cierto es que con la llegada de Batman y Robin y los inminentes Parque Jurásico 2, Speed 2, Volcán y Anaconda parece como si las cosas hubieran comenzado a cambiar. Para muchos, todo sigue igual, tan sólo se ha producido un relevo generacional en el trono masculino del cine de acción.

Para los estudiosos de las tendencias en Hollywood se está produciendo un giro interesante de observar. Hasta una damita tan tranquila como Julia Roberts se ha apuntado a la moda y se ha emparejado con uno de los actuales héroes del género, Mel Gibson, para sumarse a la aventura en La teoría de la conspiración, un thriller que llegará este otoño a las pantallas.

También, hasta los círculos directivos de la Meca del cine han llegado las mujeres. Laura Ziskin, alta ejecutiva de la Fox, declaró a The New York Times: «Esta industria ha sido conducida testosterónicamente durante décadas. Ha llegado la hora de que los estrógenos participen en las decisiones». Toda una declaración de principios a la que se ha apuntado Sherry Lansing, gran jefa de los estudios Paramount.

El desembarco de las heroínas de acción ha llegado, además, para paliar una de las más graves discriminaciones de los últimos tiempos: la desigualdad de sueldos entre hombres y mujeres. Si Sandra Bullock cobró 74 millones de pesetas por Speed, ahora por Speed 2, que se estrena en un par de semanas, ha logrado 1850 millones. Bullock, de nuevo, repite el papel que la consagró: el de Annie Potter, la salvadora de aquel autobús urbano cargado de bombas, quien esta vez deberá redimir el futuro dinamitero del crucero más lujoso del mundo en ruta hacia el Caribe y su propia destrucción.

Los estudiosos del fenómeno aseguran que todo comenzó con la teniente Ripley -especie de Jackie Onassis del espacio exterior- de Alien: el octavo pasajero, interpretada por una Sigourney Weaver de entonces 29 años. La actriz, semidesconocida, cobró 4.400.000 pesetas. Este invierno regresará clonada en la cuarta entrega de la saga (aunque moría en la tercera), por la que ha cobrado 1.628 millones de pesetas, y le pasará el testigo a una actriz tan insólita en el cine de acción como la diminuta Winona Ryder. Más tarde fue otra mujer, la musculada Linda Hamilton, la que tomó el relevo a Weaver en Terminator. En la segunda entrega, la de 1991, la fiereza y arrojo de su Sarah Connor la convirtió en toda una heroína de acción, equiparada con su coprotagonista, Schwarzenegger.

También en 1991 una película no enclavada en el género de aventuras y acción, Thelma y Louise, dejó las bases sentadas de lo que habría de venir. La idea de lo que dos mujeres podían llegar a conseguir si se mantenían unidas provocó una enorme controversia y muchas acusaciones de ser una película anti-hombres.

Leer más
<< < 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 > >>