Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Vivo al límite...

Los peligros de la radiación

6 Mayo 2017

La segunda jornada del procesamiento en Pamplona contra tres ginecólogos navarros acusados de haber' realizado un aborto ilegal se dedicó ayer a la prueba pericial. Con ella, la acusación particular quiso demostrar la falta de rigor de Elisa Sesma a la hora de realizar el informe del que se concluía que el feto podía haber sido dañado por las radiaciones a las que se sometió la mujer embarazada. Como el día anterior, feministas y jóvenes simpatizantes de Pro Vida volvieron concentrarse en el exterior de la Audiencia. Megáfonos y bombos pusieron la nota musical a los gritos proferidos por ambas partes y tampoco faltó el lanzamiento de huevos.
La sesión de la mañana se desarrolló en un intento de determinar el umbral mínimo de las radiaciones que puede afectar al feto para poder acogerse al tercer supuesto de la ley. Ninguno de los peritos que comparecieron pudieron fijar un limite y la discusión se desvaneció con la aportación de distintas teorías de especialistas europeos. Las declaraciones de los peritos no aportaron nada nuevo ya que había grandes diferencias entre unas y otras.

Fernando de la Fuente, catedrático de Obstetricia y Ginecólogía y médico de la Clínica Universitaria de Navarra, aseguró que con dosis inferiores a 20 radiaciones no se puede saber epidemiológicamente que se pudieran producir malformaciones en el feto. Añadió que no es prudente diagnosticar malformaciones a la octava semana de gestación. Rodrigo González y Eduardo Ostiz, médicos forenses, afirmaron que no fue prudente la presunción que hizo Elisa Sesma con los datos que tenía, ya que eran insuficientes. Aseguraron que debía haber pasado más tiempo para tener certeza de los posibles males, pero tampoco se pusieron de acuerdo a la hora de determinar el umbral mínimo de radiación soportable. Jorge Ros Ayestarán, jefe del servicio de Radiología del Hospital de Navarra, cayó en contradicciones a la hora de fijar un límte aunque llegó a admitir que con cinco radiaciones hay peligro para el embrión. Por último compareció Guillermo López, ginecólogo de la Clínica Universitaria, que aseguró que el embrión no había recibido las dosis suficientes para presumir que hubiese taras físicas. Asimismo, Guillermo López afirmó tajantemente que nunca recomendaría a una mujer que abortase aunque hubiese recibido radiaciones de 500 rads, aunque sí la informaría de los riesgos.


Efectivos de la Policía Nacional acordonaban la zona ocupada por los que respondían a la convocatoria de la coordinadora feminista y que en número superior a 500 se concentraron desde primeras horas de la mañana. A media mañana se produjo un incidente cuando algunas personas del grupo más numeroso intentaron impedir el paso de un motociclista que portaba una bandera antiabortista. La policía cargó contra el grupo sin que el incidente se agravase. Una manifestación de trabajadores de la empresa Europunto que protestaban por la rescisión de contratos, se unió a los abortistas.

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post